PRIMER PREMIO Rehabilitación Integral Edificios Plaza División Azul 5-6

Publicado en: Noticias | 0

Hemos sido ganadores del concurso para la Rehabilitación Integral de los Edificios sitos en la Plaza de la División Azul nº5 y nº 6 del conjunto de viviendas sociales del Barrio José Antonio de Alicante. Además el encargo incluye la redacción de un informe vinculante sobre la viabilidad de la rehabilitación del resto del barrio.

 

Plaza División Azul nº5 y nº6

A continuación vemos unas imágenes de las fachadas principales de los edificios afectados por la rehabilitación integral, nº5 y nº6 de la Plaza de la División Azul, que forman un bloque de forma circular que recae en la plaza circular.

 

Área de regeneración y Renovación Urbana GVPP 030001 Barrio José Antonio de Alicante

El Barrio de José Antonio o también conocido Barrio de la División Azul, es un conjunto de bloques de viviendas sociales situado al Suroeste de la ciudad de Alicante, entre los barrios de Benalúa, Polígono Babel y el mar Mediterráneo.

Este grupo de viviendas sociales fue promovido en 1952 por el Instituto Nacional de la Vivienda. Proyectado por el gran arquitecto Miguel López en colaboración con A. Serrano Peral, el conjunto lo componían 23 bloques lineales que albergaban un total de 626 viviendas y 29 locales comerciales. Tras diferentes demoliciones realizadas durante los años 70 y 80, debido a los importantes asentamientos producidos en los bloque se ubicaban sobre el antiguo barranco que cruzaba el barrio, en la actualidad el conjunto lo forman 20 bloques con un total de 521 viviendas y 21 locales comerciales.

El conjunto de edificios ocupa, como fue habitual en las promociones de vivienda pública que impulsó el  Estado después de la Guerra Civil, un terreno periférico de la ciudad de Alicante ya que se trataba de un suelo de muy bajo coste. El arquitecto Miguel López planteó una ordenación del barrio mediante edificaciones abiertas con bloques paralelos entre sí y ortogonales a las cuatro manzanas que lo configuran. Se vacía el espacio central, con una gran plaza circular configurada por edificios curvos, que sirve de rótula para articular las cuatro manzanas que conforman el barrio.

La configuración del barrio sigue las directrices racionalistas que promovía el Movimiento Moderno: bloques lineales paralelos, optimización distributiva, doble crujía en los bloques; Miguel López proyectó, en plena época de crisis económica en España, un conjunto de viviendas dignas y un entorno urbano mucho mejor planificado de lo que serían los posteriores barrios de viviendas social mucho más densificados, ajeno al lenguaje casticista de moda en la época.

Fue un barrio creado para las personas que más necesidades económicas tenían, y construido con los mejores criterios de diseño disponibles en un momento de precariedad económica.

El crecimiento posterior de la ciudad entorno al barrio ha sido absolutamente heterogéneo: En la zona Este, el barrio de Benalúa sigue una trama de ensanche de manzana cerrada; al oeste y al sur se han configurado nuevos barrios que copian la tipología de edificación abierta con espacios libre al igual que el Barrio de José Antonio.